ENVIRONMENTAL NEWS FOR SPANISH LANGUAGE SPEAKERS

De energías renovables y vegetales

 

Hace unos días, Paulo, un lector, me escribió preguntando por “la actitud de la
ONU con el veganismo, puesto que un ecologista debe de adoptar una dieta que sea
lo más sostenible para el entorno”...  Desde hace años, Greenpeace
examina y trabaja con el asunto de la dieta y sus impactos, y  innumerables ciudadanos y ciudadanas nos consultan con frecuencia sobre el  vegetarianismo y el veganismo. Nos cuidamos mucho de establecer simplificaciones  sobre qué es mejor o peor porque se trata de una cuestión compleja en la que  entran factores que van mucho más allá del consumo energético.

Estos  factores incluyen la biodiversidad (incluida la agrobiodiversidad), la  socioeconomía rural, la materia orgánica en el suelo (íntimamente relacionada  con la relación animal-vegetal), los pastizales y ecosistemas silvopastorales,  la transumancia y la ganadería que genera vertebración social y económica, el  comercio internacional de materias primas, la pesca artesanal, etc.

Pero resulta que nuestro recién publicado informe  Energía 3.0 habla de este asunto –aunque con una visión  exclusivamente energética y parcial, sin pretensiones de dar recetas ni hacer
recomendaciones. Y vaya si hay una relación entre las energías renovables y
la alimentación.  Aunque es sólo un punto curioso en un exhaustivo informe
de ochocientas páginas, Energía  3.0 dice que “los hábitos y actitudes individuales, en lo relativo a la
alimentación, pueden tener gran impacto sobre la demanda de recursos, y en
particular de energía”.  Normalmente, la biomasa alimenticia no se
contabiliza en los balances energéticos del sector primario.

Pero  “si se evalúan las implicaciones energéticas de la forma de alimentarse,  según distintos tipos de dieta y de forma de suministro de los  alimentos”, aparecen resultados no muy sorprendentes: la alimentación  vegano bio (ecológica) y local” contabiliza el menor consumo de energía;  mientras que la alimentación “carnívoro estándar” registra el mayor consumo de  energía (unas diez veces mayor tanto si se cuenta el consumo diario per cápita  como se se cuenta el consumo total anual).

“Los atributos ‘bio’  (ecológico) y ‘local’ pueden tener un efecto energético del orden de la magnitud
del asociado al tipo de dieta –termina diciendo el informe—. Si se tiene en  cuenta que el consumo total de energía final en España, según la AIE para el año  2007, es de 1.193 TWh/a, y que el techo del recurso de biomasa energética en la  España peninsular asciende a 426 TWh/a, se concluye el gran impacto que los  hábitos y actitudes individuales, en lo relativo a la alimentación, pueden tener  sobre la demanda de recursos, y en particular de energía”.  El  caveat aquí es que se habla exclusivamente de la energía empleada en generar  alimentos, no de la emisión de gases efecto invernadero que tienen los  diferentes tipo de producción o de las tácticas y medidas que existen de  mitigación y adaptación.

Las opciones individuales e informadas  son todas ellas muy legítimas y dignas, pero lo interesante aquí es fijarse en  el origen de lo que comemos y qué efecto tiene en el medio  ambiente.

Miren Gutiérrez, directora ejecutiva de  Greenpeace España
(Publicado originalmente en Diario  Vasco)


- Sección Informe Revolución Energética con todos los pdf
-
Web Revolución  Energética
(para visualizar de formar sencilla y amena el informe

3.0 con Infografías interactivas)

 

Greenpeace desmiente a Tabaré Vázquez

Esta tarde, la organización respondió a las  declaraciones públicas de Tabaré Vázquez, quien aseguró que  años atrás había pensado en llevar adelante una guerra con Argentina por la
instalación de la pastera Botnia ya que, entre otras cosas, Greenpeace arrojó a  un Prefecto uruguayo al agua en medio de una protesta en la planta de la  entonces pastera finlandesa. En la acción realizada el 16 de enero de 2006  mientras los activistas de Greenpeace hacían su reclamo pacífico navegando el
río frente al puerto de la pastera, un Prefecto del país vecino se  arrojó sobre una de las embarcaciones tirando al agua al activista Jorge  Punzi, quien la conducía.

La acción del Prefecto puso en riesgo  a los restantes miembros de la tripulación de Greenpeace ya que ésta quedó sin  control. Punzi y los demás activistas de Greenpeace fueron detenidos en  Uruguay y uno de los gomones fue confiscado. Esta embarcación sigue  retenida por el gobierno uruguayo. 

“Lamentamos que, para  justificar la intención de llevar adelante una acción bélica por el caso Botnia,  el ex presidente Tabaré Vázquez recurra a un acontecimiento falso.
Greenpeace es una organización pacifista que adopta la no violencia en 
su forma de protesta”, señaló Martín Prieto, Director Ejecutivo de Greenpeace, y   agregó, “además, pensar en una acción bélica para resolver el conflicto por la pastera Botnia es un disparate”.

En relación con las plantas de  celulosa, Greenpeace viene señalando la  necesidad de poner en marcha un plan de producción limpia (1) para la industria del  papel en ambos países desde 1998. Greenpeace propone, entre otras medidas, la   prohibición del uso de cloro elemental en el proceso de blanqueo; eliminar  totalmente los efluentes de las plantas de pasta y papel, aumentar el porcentaje
de papel que es reciclado y el contenido de papel reciclado post-consumo en los  papeles a la venta, entre otras medidas.

 

Source: GREENPEACE.ORG



Comment

You need to be a member of Environmental Friends to add comments!

© 2014   Created by LINKIN PARK.

Badges  |  Report an Issue  |  Terms of Service